cine , MAD Jueves, 12 noviembre 2015

De los mismísimos creadores de Los Cinéfilos, llega “Como en el cine”, la comedia del año (y más)

Voy a inaugurar esta sección –mi blog dentro del útero– con un evento especial: la función peruana en Madrid de “Como en el cine“. Sí, la película de los mismísimos… blah, ese chiste ya está en el título.

Screen Shot 2015-11-12 at 1.08.57 a.m.

Hace un par de días, armados sólo de una laptop y un link caleta en Vimeo cedido arriesgada y generosamente por su director, Gonzalo Ladines, un grupito de peruanos tuvimos nuestro propio avant premiere.

No he venido a serrucho al amigo McZorro o a pegarla de crítico, seguro que ya leerán comentarios más especializados. Yo sólo puedo decir que he visto la mejor comedia peruana de los últimos años. De lejos. No debería extrañarnos viniendo de la gente detrás de Los Cinéfilos, los amigos de Señor Z.

m32fn

Por fin tengo una excusa para poner este gif.

Los diálogos son muy divertidos pero, sobre todo, naturales. Se sienten reales, incluso cuando Ladines consigue introducir sus referencias nerds en básicamente todos los personajes. Y eso sucede porque no hay uno solo de los cuatro protagonistas al que no le termines agarrando cariño. Aquí la comedia surge del patetismo y desde ese hoyo, surge una empatía bestia con los personajes.  Es una fórmula vieja pero que casi nunca se ha logrado en la pantalla local. Esto, por supuesto, no es sólo mérito del guión sino de un cásting redondo.

Esta es la parte en la que digo cosas como que Manuel Gold, Andrés Salas y Gisela Ponce de León son como una especie de dream team de su generación actoral (cada vez que aparezcan en un montaje teatral, corran a verlos) o que el monstruoso talento de Pietro Sibille está a punto de convencerme de esa teoría que sostiene que en realidad él nunca sabe que está actuando, sino que vienen sus directores y le dicen oe, te doy tanto si me lo apagas  a este weón, o si te chancas a este chuche, y luego lo graban en el proceso. También debería decir que el único punto flojo es Fiorella Pennano, a quien la cámara adora pero que podría haberle metido más naturalidad a sus líneas. O, finalmente, que los cameos son de lujo y que si ya están familiarizados con las filias de Ladines gracias a Los Cinéfilos, hay uno en particular, sorpresa sorpresa, que disfrutarán mucho (no, no el de Guillermo Castañeda, cuyo personaje es más que un cameo y, no, sorry, Chino Pinto, no estaba hablando del tuyo porque ya todo el mundo sabe que apareces). Digo, debería decir cosas así para que tomen en serio este parrafito, pero, la verdad, mejor vayan a comprobarlo por ustedes.

Quizás una última cosa antes de irme: me gusta que, por fin, una comedia peruana tenga éxito (va a ser un golazo) sin necesidad de restregarnos en la cara cientos de referencias locales. “Como en el cine” está llena de guiños de todo tipo pero no depende de ellos. Así que se la pueden recomendar a sus patas extranjeros cuando aparezca en Netflix.

Eso sí, díganles que no paren la película hasta los créditos. Y ustedes también, vayan esta semana (ya saben que la primera semana suele ser mortal para las películas locales) y no se quiten de la sala hasta ver los créditos. Después me agradecen.

BONUS TRACK:

Siempre es una buena señal cuando, antes de que se estrene una peli, ya se hagan parodias de su trailer. Acá una del youtuber El Escolta: