MAD , noticias , politica Jueves, 14 abril 2016

Conoce el Perú primero (2): Todos los mapas que has estado compartiendo no sirven

Desde el domingo todo el mundo ha estado compartiendo mapas parecidos a este:

mapa-politico

MAPA 0. Compartiste esto en Facebook porque no había nada mejor. Te perdonamos.

 

Pero como nos pasó con el caso del conteo de votos válidos, un mapa así es muy engañoso. Casi errado. Sólo sirve para hacer chistes sobre cómo Arequipa es otro país. Pero ya verán que están equivocados hasta en eso.

También están equivocados los que creen, mirando este mapa, que esta es una elección en la que “triunfó la derecha“. Esos son los más agotadores, porque tienen la misma lógica del hincha de un equipo de fútbol. Es como tratar de discutir de estadísticas (y de lo random del fútbol) en medio de una barra brava, después de un gol.

No es ideología, es identidad. Y, en muchos casos, piconería. Hay mucha gente de derecha sedienta de victorias desde el 2010. Pero, la verdad, incluso eso de “mucha” es relativo. Y lo mismo va para los amigos de izquierda, ya verán.

Si ya leyeron el post anterior, entonces ahora veamos el segundo tándem de mitos, los basados en mapas como el de arriba:

 

2. PPK le gana a Keiko en segunda vuelta / Vuelco a la derecha

Comparen el mapita misio que abre este post (y que es, más o menos, el que todos andan compartiendo) con este otro. Este mapa ha sido generado por el gran Francisco Javier Rodríguez Arias (@fjsistemas). No es departamental, ni siquiera provincial. Es un mapa distrital:

resultadoParcialPorDistrito94

MAPA 1. Nuevo mapa del Perú. Elaborado al 96% de actas nacionales escrutadas.

Antes de ir al meollo del asunto, algunas aclaraciones. Hay un error en la descripción del gráfico: el penúltimo puesto le corresponde a la Alianza Popular. Eso quiere decir que sí: Toledo ha ganado en más distritos que Alan. Pobre, pobre Apra.

 

Pero, esperen, la cosa es peor: Goyo Santos ha ganado en más distritos que PPK.

Sí, están viendo bien el cuadrito de arriba. PPK no se ha llevado ni media centena de distritos del Perú, mientras que Keiko ganó en más de mil. Ese es el punto de partida de la segunda vuelta.

No. La cosa es más grave para el antifujimorismo. Veamos en cuántos distritos cada agrupación hubiera ganado sin necesidad de segunda vuelta:

Captura de pantalla 2016-04-14 a las 4.52.06

CUADRO 1. Tabulado por @fjsistemas.

 

Keiko ha arrasado en más de 500 distritos del Perú, mientras que PPK sólo en… NUEVE (09).

Y es fácil adivinar en qué nueve distritos son. Ahorita hablamos de eso (y sí, nuevamente Goyo tuvo más).

 

Oye… ¿estás diciendo lo que creo que estás diciendo?

La suma de todos tus miedos. Sí. Pásenles estos mapitas a esos que, desde Lima, decían que PPK era el candidato con más posibilidades de ganarle a Keiko. Era cuestión de conocer el Perú un poquito para saber cuán equivocados podían estar.

Esta distribución, además, explica por qué PPK es la tercera fuerza política del Congreso (y no la segunda). No sólo eso, sino que de los 18 congresistas que ha colocado, 10 son de Lima. El ppkausismo es una fuerza estrictamente limeña.

Esa es la diferencia con el Frente Amplio, que tiene más congresistas (20) y, de ellos, solo 3 son de Lima. PPK va a necesitar del voto no limeño si es que quiere soñar con una victoria que, viendo todo esto, se ve muy lejana.

 

Un toque, un toque, si a PPK le ha ido tan mal, ¿cómo es que pasó a segunda vuelta?

Como les dije en el post anterior, todos estos mapitas y cuadros pueden ser engañosos si te quedas solo con el primer vistazo.

La respuesta a tu pregunta es que hay algo que se llama densidad poblacional. Como todo el mundo sabe, en Lima, por ejemplo, vive la tercera parte de la población peruana. Así que vale la pena meterle un zoom anatómico, cortesía de @fjsistemas:

resultadoParcialPorDistritoLima94

MAPA 2. Nuevo mapa de Lima, al 96% de actas escrutadas por ONPE. Elaboración: De igual a igual.

En Lima, la ciudad más poblada, la Vero no se llevó ni un miserable distrito (ya veremos por qué).

Con Vero anulada, lo que consiguió que PPK pasara a segunda vuelta es ese reducto celestito de la derecha económica, urbana, ppkausa. Parece poco pero allí vive mucha gente. Esto es lo que Ipsos llama la “Lima moderna”. Mira cuáles son sus límite: empieza al oeste, en San Miguel y termina, al este, en La Molina; al norte, tiene a Breña y, al sur, por supuesto, a Barranco.

Esta es tu burbuja, amigo lector, amigo analista. Esta es la razón por la que siempre dices “qué chica es Lima, ¿no?”. Este es tu Facebook.

 

Ahora, prepárate para sorprenderte.

Como les dijimos en el post anterior, estos datos pueden ser engañosos sin perspectiva histórica. Miren a Lima en el 2010, las elecciones a la alcaldía:

MAPA 3. Mapa de las elecciones municipales. En azul: Lourdes. En verde: Susana.

¿Están viendo lo mismo que yo? Hay una continuidad innegable entre Lourdes y PPK, y entre Susana y… Keiko. Esto no es nuevo. Ya se había visto en el mapa de Lima de las elecciones generales del 2011.

MAPA 4. Lima en las elecciones presidenciales 2011. Celeste: PPK. Rojo: Humala. Naranja: Keiko.

A mí me queda claro que existe una Lima claramente de derecha. Está mucho mejor delimitada en el Mapa 2 (el de Lima de este año), pero también votó por Lourdes en el 2010 y por PPK en el 2011. Políticamente, es una línea coherente.

Esta “Lima moderna” compra el libro de Aldo Mariategui y comparte los memes de Verónika Mendoza terruca. Es una Lima convencida de que el eje de la discusión es la derecha que conserva las cosas como está vs. la izquierda que quiere cambiar todo esto que va tan bien. La Lima moderna, en el mapa, mira al mar (casi digo a Larcomar) pero le da la espalda al resto del país.

Y ese es el problema. En el Perú la derecha es limeña. De hecho, es sanisidrina. No estoy exagerando.

 

Estos son los distritos con mayor votación por partido

Captura de pantalla 2016-04-14 a las 5.20.13

CUADRO 2. Los mejores porcentajes distritales de los partidos más extendidos.

 

Antes de seguir hablando de PPK (o de la derecha), quiero destacar los dos casos que conozco personalmente en este cuadro.

Alguna vez visité Yurua, distrito abandonado en la frontera con Brasil. Me dijeron que el único presidente que los había visitado, en toda su historia, había sido, por supuesto, Fujimori. Y también conozco Sarhua, famosa por sus tablas y su puente. Una comunidad ayacuchana asolada por Sendero y los militares. Cuando fui, hace muchos años, aún había gente desaparecida por la violencia. Dice mucho que allí haya ganado la izquierda.

Listo. Ahora vean dónde fue que PPK obtuvo su mayor votación…

¿Ya vieron?

San fucking Isidro. Su mayor votación en TODO el Perú. Lo peor es que esto ocurrió también en el 2011. En esa elección su mayor votación (61.54%)  también fue en San Isidro. Y no sólo entonces, la cosa viene de antes:

Según datos de Fernando Tuesta en su libro “Pobreza Urbana y Cambios Electorales”, desde 1978, el PPC (uséase, la derecha) siempre obtiene su votación más alta en San Isidro, con porcentajes que históricamente oscilaban entre el 32% y el 65%.

PPK ha remplazado históricamente a lo que era el PPC (por eso es que este partido básicamente ha desaparecido). Y no olvidemos que el PPC nunca ganó una elección presidencial en nuestro país. Sinceramente, viendo los mapas y la historia, no sé cómo PPK podría ganar en segunda vuelta. No se me ocurre qué podría hacer.

 

Volvamos a la ideología

Captura de pantalla 2016-04-14 a las 13.32.59

MAPA 5. ¿Qué ideología? Juntamos los mapas de Lima del 2011, 2010 y 2016. Todos por @fjsistemas.

Miren bien los mapas. No les pidan que cuadren exacto, así no es la vida real. Pero hay continuidades evidentes.

Queda claro que la Lima moderna (que sí tiene una coherencia ideológica) no solo está de espaldas al resto del Perú, está de espaldas al resto de Lima. El cinturón que rodea a la modernidad ha sido capaz de votar, indistintamente, por Keiko (dos veces) o por Humala o por Villarán. No se hacen paltas ideológicas.

Sus razones son otras, como ha apuntado Gerardo Caballero en un efectivo post. Sigue siendo un voto coherente: de protesta y rechazo a lo establecido. Recuerden un poco: cuando aparecieron, Humala y Villarán encarnaban eso. Una alternativa nueva. Votar por ellos era una forma de decirle a los gobernantes de entonces “preferimos otra cosa”.

El problema es que tanto Humala y Villarán se convirtieron en gobernantes y se autodestruyeron. No solo se volvieron más de lo mismo. Fue peor: decepcionaron. De hecho, en Lima –que por densidad poblacional podría haberle dado al Frente Amplio algo del porcentaje que necesitaba– todo lo asociado a Villarán (como Mendoza) no levantó cabeza nunca.

El mayor porcentaje de Verónika en Lima fue un miserable 16.12% en Lurigancho. Esto no pasó ni siquiera con la Izquierda Unida durante la época del terrorismo. Para la izquierda en Lima, Villarán ha sido más nefasta que Sendero Luminoso.

Va a ser muy difícil que superen esto en el mediano plazo.

Hubiera sido interesante ver qué hubiera pasado con Guzmán y Acuña en carrera. Probablemente Acuña hubiera tomado Lima Norte (donde antes Humala se había impuesto a Keiko) y Guzmán, la Lima Moderna de PPK.

Pero lo que ha pasado ahora es que, en Lima, el votante de Villarán se fue con Keiko. Algo no cuadra.

¿Cómo un caviar se vuelve fujimorista? ¿Y los que votaron por Humala? ¿Qué ha pasado? ¿El Perú ha votado masivamente por “el modelo”?

Para responder estas preguntas tenemos que volver a apartar el foco de Lima. Denle click para ver el último post de esta saga.